Ha sido un buen año, sin duda. Lo principal es que no nos hemos aburrido. Hemos trabajado a tope con los clientes que ya teníamos y hemos dado la bienvenida a algunos más. Hemos saboreado las mieles del éxito y el terror ante el abismo de la viralidad. Hemos dado a luz nuevas marcas. Hemos crecido en equipo. En resumen: este 2017 ha sido magnífico para Lombok Design.

Por eso debemos ser generosos, así que, en vez de pedirle buenos deseos al 2018, hemos preferido dejar que sea el nuevo año el que nos pida a nosotros lo que quiera. Eso sí, para ser honestos y poder cumplir sus peticiones, vamos a hacer como en las listas de bodas y sugerirle unos cuantos presentes para que pueda elegir. Aquí van algunas ideas a modo de inspiración. Todas orgánicas, ecológicas y sostenibles, como nosotros mismos.

Más de 20 m2 de piel

Piel humana, tersa, de diversas tonalidades y texturas. La misma piel que nos dejamos día a día por nuestros clientes. En Lombok Design promovemos el mestizaje entre departamentos, así que trabajamos codo con codo. En consecuencia, procuramos oler bien.

equipo de trabajo

10.000 km de neuronas

Puestas en fila, podrían realizar el trayecto de ida y vuelta desde nuestra agencia hasta Nueva York. Le hemos cogido tanto gusto a exprimirnos el cerebro que no podemos dejar de hacerlo en ningún momento: en el coche, en la ducha, en sueños…  Lo mejor es que la creatividad te pille creativizando la vida.

Chica trabajando

11 pares de ojos

Que no dejan de mirar la vida con afán investigador. Es nuestro deber conocer la sociedad, los diferentes mercados, hacia dónde se mueve el marketing y la comunicación. Observamos el mundo con la mirada analítica de la profesionalidad y la lúdica de la curiosidad.

equipo de gente trabajando

3.250 gramos de corazón

Puestos a currar, mejor con pasión, ¿verdad? Nos gusta lo que hacemos, y eso se nota en nuestro ambiente de trabajo. Los corazones de Lombok Design laten de forma global, como la comunicación que ofrecemos, con todos los departamentos bombeando al unísono la estrategia de cada proyecto.

trabajar con pasión

El Gran Salto

Google tiene un futbolín, Pixar un ping-pong, Adobe un billar… En Lombok Design tenemos un trampolín. Solemos liberar tensiones haciendo concursos de brincos, aunque su objetivo principal es entrenarnos para nuestro objetivo: acompañar a nuestros clientes en El Gran Salto que marcará un antes y un después en la historia de su empresa.

El gran salto de Lombok Design

No queremos despedir este 2017 sin decirte que estamos muy contentos de que sigas por aquí. Esperamos seguir contando contigo en el nuevo año. No te lo pierdas, porque próximamente te informaremos de algunas novedades y sorpresas. Alguna realmente radical. Seguiremos informando. Hasta entonces, feliz 2018. Te queremos.