Lo dijo Martin Luther King una vez. Lo del sueño, sí, eso. He tenido un sueño. Nosotros también tuvimos un sueño el pasado marzo. Y no, no tuvo nada que ver con el maldito cambio horario que nos hizo dormir una hora menos, ¿te acuerdas?

Aquel día, aprovechando la hermosa mañana de domingo que nos había tocado después de una semana lluviosa, nos sentamos a disfrutar del sol y de un cafecito en una soleada terracita. Abrimos el diario El País y allí estaba nuestro amigo Enrique, el alma mater de Muebles LUFE, teñido del salmón de las páginas del suplemento de negocios, contando la aventura de su empresa de muebles low cost, muebles ecológicos, de madera maciza de pino, de cuidado diseño y facilísimos de montar.

En esa aventura empresarial estamos acompañándole diariamente nosotros, los integrantes del equipo de Lombok Design. Llevamos gestionando la comunicación de Muebles LUFE desde el principio. Para una empresa cuyas ventas son un 99,9% online, os podéis imaginar que tanto su imagen como la comunicación de sus productos y servicios es muy importante. Llegar al máximo de personas posibles y con la mejor de las imágenes posibles es primordial. Fallar en esta parte de su estrategia puede significar la gran diferencia de conseguir ventas o no. Crecer o mantenerse. Evolucionar o desaparecer.

La búsqueda del diluvio

El artículo que Mikel Ormazabal publicaba en El País era, en principio, uno más. En las últimas semanas, varios medios de comunicación se habían hecho eco de la historia de Muebles LUFE. Este seguimiento por parte de los medios no fue casual, por supuesto. Lo habíamos buscado nosotros.

En el marco de las diferentes decisiones de la comunicación de Muebles LUFE, nos pareció un ejemplo modélico cómo esta empresa había triunfado en solo tres años con una apuesta personal y sincera. A tal efecto decidimos enviar una nota de prensa a los medios de comunicación.

 

Tras diversas entrevistas, reportajes y artículos en ese mes de marzo –fecha que coincidía con el tercer aniversario de Muebles LUFE- el de El País estaba destinado a ser una especie de colofón, pues no es fácil conseguir imprimir tu nombre en la sección de noticias del diario en español de más tirada.

Pero nos equivocamos. Ese artículo fue, en realidad, el comienzo de todo. Y el sueño, por unas horas, se convirtió en pesadilla.

Emoción y angustia

De repente, parecía que todo el mundo quería comprar muebles baratos a buen precio. Y todos lo querían hacer a través de la web de Muebles LUFE, “el Ikea vasco”. El número de visitas pasaba ante nuestros ojos como bólidos en una curva del circuito de Monza…

La alegría del éxito se vio empañada por la toma de conciencia de la cruda realidad: el servidor iba a explotar, casi literalmente. Llegaba el momento de gestionar la crisis: sufrimos por la frustración de los usuarios que durante un tiempo (que se nos hizo interminable) no pudieron acceder a la web; nos esforzamos en la necesidad urgente de explicar que en breve se solucionaría todo; tratamos de comprender el furor de anónimos haters surgidos de las profundidades cenagosas de la red de redes…

Viene la calma

Bueno, es internet, es comunicación, es nuestro trabajo. Afortunadamente todo pasó y nos quedamos con lo positivo: gracias a una buena comunicación hemos aumentado en un porcentaje casi increíble las ya de por sí excelentes visitas de Muebles LUFE. Y consecuentemente, hemos contribuido a multiplicar exponencialmente sus ventas.

evolucion de las visitas de 2000 a 200000

Podíamos no haber hecho nada. Podíamos haber celebrado en privado ese tercer aniversario. Habría sido una elección. Sin embargo, la nuestra fue otra. Y aquí está el resultado. Una empresa completamente revalorizada y conocida por miles de personas más que hace un par de meses. Sabemos que todo depende del contexto: el momento, la suerte, etc… Sí, tal vez. Nadie sabe nada, nadie puede controlar todo. Pero en Lombok Design sabemos muy bien lo que es posible conseguir con una estrategia personalizada de comunicación.

En este camino estamos encantados de ir de la mano de Muebles LUFE. Es mucho más fácil comunicar la realidad de algo si crees en ello. Nosotros creemos en sus valores porque nos los han demostrado creyendo en nosotros. Uno de los pilares de Muebles LUFE es su filosofía de Km 0. Su materia prima y sus proveedores son locales. También lo es su agencia de comunicación. No es una agencia de Madrid o de Barcelona, ni de Londres, París o Nueva York. No. Es de Zarautz. De la comarca de Urola Kosta. Nosotros, Lombok Design.