Hoy queremos compartir una visita muy instructiva que realizamos a Eko-REC, la empresa de reciclaje de cuyo departamento de I+D nació nuestro cliente ekomodo. Al finalizar el recorrido pensamos que estaría muy bien que todo el mundo incluyera esta actividad en la Lista de cosas que tengo que hacer sí o sí. Para que te hagas una idea, en Lombok la situaríamos entre “Paseo por las cloacas” y “Ruta de madrugada por los contenedores de los supermercados de mi ciudad”.

Fue muy emocionante recibir en primera persona el impacto de la basura que generamos los seres humanos, y al mismo tiempo la evidencia, una vez más, de que con creatividad, pasión e inteligencia todo es posible. Incluso cambiar el mundo.

También es posible, por supuesto, trasladar a la gente el mensaje de este cambio a través de una óptima comunicación global, la oportuna estrategia de marketing y el diseño de las campañas de publicidad necesarias. Que es precisamente lo que hacemos desde nuestra agencia en San Sebastián con ekomodo y todo lo que rodea a su marca.

Lombok visita la fábrica de EKO-REC. Planta de reciclaje

Los residuos no son basura: son recursos

Lo primero que piensas cuando ves todas esas miles (¡millones!) de botellas apelmazadas en bloques es: “Somos unos completos insensatos.” Por mucho que te lo digan, por mucho que de vez en cuando escuches que el planeta no va a resistir este ritmo de contaminación, si no lo ves no lo sientes. En vivo, te duele.

Detrás de cada una de esas botellas está una persona, o una familia, que ha decidido reciclar, que ha interiorizado el acto de separar los residuos. Un gesto positivo que, sin embargo, te parece insuficiente en ese contexto, literalmente amurallado por toneladas y toneladas de plástico. Te preguntas: ¿por qué narices no envasamos los líquidos en botellas de vidrio, o de barro? ¡En porcelana, si me apuras!

Visita con Ekomodo a la planta de Eko-REC en Andoain

Por suerte hay personas como los ekomoders, que invierten su optimismo en actuar, en vez de en lamentarse. Ellos están de acuerdo. En ekomodo también desean que desaparezcan los residuos de plástico de la faz de la tierra porque saben que encontrarían sin problemas otra materia prima que reutilizar con la que dar salida a sus sueños de diseño, estilo y sostenibilidad. Al fin y al cabo, uno de sus lemas es este: los residuos son recursos. Un inteligente punto de partida para proteger el planeta, ¿no te parece?

Los productos reciclados son mejores que los que no lo son

Mientras tanto, el plástico sigue contaminando nuestro planeta, y en ekomodo se conjuran contra esta lacra basando su modelo de negocio en la Economía Circular. Como te contábamos en su día en este artículo, hacen productos reciclados y reciclables cien por cien. Los de ekomodo son productos sostenibles y con mucho estilo, funcionales en tu día a día y perfectos para darle un toque a tu personalidad al tiempo que te mantienes fiel a tu vocación de respeto al medioambiente.

Los fabrican, además, convencidos de la superioridad de los productos reciclados respecto de los que no lo son. En forma y fondo: son artesanales, están confeccionados de manera local en talleres sociales y son sostenibles. ¿Quién da más?

Packaging sostenible de Ekomodo

HAZI MINI – GREEN

Tú puedes ser parte de la solución

En la excursión por Eko-REC asistimos al milagro de las botellas y la fibra. Lo que obtienen tras el procesado de todas esas botellas de plástico es la materia prima textil con la que se confeccionan los productos ekomodo. A esas alturas de la visita es cierto que también nosotros nos sentíamos más optimistas. Aún más cuando nos dijeron que muchas escuelas les visitan y otras muchas están pidiendo visitarles. El futuro es sostenible, oh, yeah!

Hasta de los residuos la naturaleza se abre paso

En la visita a ekomodo nos sorprendió ver a los árboles crecer a través de los residuos. ¡La naturaleza se rebela contra nuestras malas prácticas!

En Lombok cada vez nos sentimos más ekomoders, de corazón y de acción. En realidad somos ekobelievers, creemos real y profundamente en este proyecto comercial, tan creativo como humanista. Estamos convencidos, al igual que ellos, de que estamos a tiempo de crear un mundo nuevo si creemos realmente en ello. Somos el problema, sí, pero con nuestra actitud ante la vida -por ejemplo ejercitando un consumo responsable- podemos ser parte de la solución.

Esa es una de las razones por las cuales nos encanta este trabajo: poder experimentar la magia de encontrar el partner ideal, conocer aliados, cómplices, seres afines en la forma de ver la vida… y en la forma de comunicarla. Tal vez sea tu caso y estés buscando una agencia que te provea de esa comunicación que tan difícil te resulta llevar a cabo por tus propios medios. O simplemente eres de quienes piensa que “Zapatero a tus zapatos” y prefieres concentrarte en lo que se te da bien y te gusta lo que hacemos en Lombok en materia de marketing y publicidad. Entonces no lo dudes: visítanos en nuestra agencia en Zuatzu o ponte en contacto con nosotros vía email. Te esperamos para seguir cambiando el mundo contigo.