Dejó dicho el aguafiestas que cuidado con lo que sueñas, pues corres el riesgo de que se haga realidad. Seguro que esta parábola encierra una bonita enseñanza que pretende ayudarnos en este camino lleno de obstáculos, dificultades y sobre todo encrucijadas que es la vida. Sin embargo, nosotros en Lombok opinamos que fuera de contextos muy evidentes (por ejemplo, que desees que todo lo que toques sea oro y que luego no solo acabes muriendo de inanición sino que encima te escriban un cuento para darte en los morros), los sueños están para luchar por ellos y, una vez que se ha conseguido alcanzarlos, para celebrarlo.

Imagen sobre los sueños de color morado en el blog de Lombok

Por supuesto, si estas leyendo estas líneas es muy probable que hayas comprendido al instante que estamos hablando de sueños que tienen que ver con la empresa, la comunicación, el marketing y la publicidad.

Año nuevo, estrategia nueva

Vaya por delante que, en este contexto, perseguir sueños no acostumbra a ser una tarea sencilla. Eso sí, puede llegar a ser una travesía muy estimulante si se hace de forma creativa. Tampoco estamos hablando de dejarse llevar por el optimismo desaforado. No hay más que probar el “Voy a tener suerte” de Google para aceptar la evidencia de que ahí fuera no regalan nada. La creatividad no se lleva nada bien con la pereza.

Año nuevo, estrategia nueva

Lo cierto es que el emprendizaje da mil y una ocasiones para dudar… a veces en el mismo día. El proceloso mar de los mercados está infestado de zancadillas y puñaladas por la espalda que desconciertan a quienes se internan en el mundo de la empresa con la sana convicción de que es posible conseguir más ventas trabajando de forma honesta, sencilla y con sentido común.

Por eso es un buen consejo rodearse de compañeros de viaje que piensen, al igual que tú, que el éxito también llega haciendo las cosas de otra forma.

La fórmula se llama Lombok, agencia de marketing creativo

Marketing y creatividad son dos conceptos que, aunque parezca mentira, en demasiadas ocasiones andan a su aire, perdidos, cuando no enfrentados. En Lombok acompañamos los proyectos de nuestros clientes en base a dos variables (objetivos y presupuesto) y a un factor fijo (creatividad). Así nunca perdemos el norte: sabemos a dónde queremos llegar y cuáles son nuestras posibilidades. Lo que conseguimos al primar la creatividad en todos nuestros procesos es sacar el máximo partido a cada una de las fases.

De modo que, si crees que necesitas ayuda en comunicación, marketing y publicidad para tu proyecto empresarial, acércate a nuestra agencia en San Sebastián. De ti depende que este 1 de enero sea, como dicen quienes han perdido la ilusión, “Un día más” o, como suelen decirse cada mañana al despertar los espíritus proactivos, “Hoy comienza todo”.

Si eres de los segundos, feliz año nuevo, feliz despegue. Comienzan los felices años 20 para tu negocio. Nos vemos pronto.