Fue en el programa Fábrica de ideas de La 2, hace poco. Aparentemente este espacio tiene como objetivo mostrar la trayectoria de diferentes proyectos empresariales, pero realmente a lo que se dedica el programa es al estímulo. Viéndolo, a uno le entran ganas de levantarse del sofá y ponerse a emprender. Lo que sea, cualquier cosa: montar una fábrica, un negocio, sacar adelante ese proyecto personal que de vez en cuando visita tu mente pero que enseguida barres debajo de tu subconsciente porque, después de todo, se trata de un sueño imposible.

En Lombok sabemos mucho de sueños. Diariamente conocemos a emprendedores que atraviesan el umbral de nuestra agencia de comunicación global con un montón de ideas en los bolsillos, los cuales vacían en nuestra mesa de reuniones. Al principio son conceptos deslavazados, un montón de datos apretujados acerca de su negocio y, sobre todo, de cómo les gustaría que la gente lo conociera. Es tarea nuestra, poco a poco y tirando del hilo, descubrir las mejores estrategias de comunicación, marketing y publicidad para cada proyecto. Cuando por fin damos con los mensajes y las vías de comunicación adecuadas, el sueño empieza a dejar de ser imposible y El Gran Salto una realidad. Como nos sucedió con Muebles LUFE.

Dar el gran salto. Muebles LUFE en el programa Fabrica de ideas.

Pozos de petróleo

Fábrica de ideas está presentado por Anxo Pérez, un verdadero hombre del Renacimiento. Además de emprendedor, traductor del FBI e intérprete de Barack Obama, Anxo habla nueve idiomas, los mismos instrumentos que toca. Es actor, compositor y, en fin, ha hecho muchas más cosas que la mayoría de nosotros no lograríamos hacer ni en tres vidas. En el programa entrevistaron a Enrique Arrillaga, y al final del encuentro Anxo se permitió dar al gerente de Muebles LUFE el siguiente consejo:

 

Por si estás con poca cobertura y no te carga el vídeo, lo que le dice Anxo al gerente de Muebles LUFE es lo siguiente:

Enrique, me voy a permitir darte un consejo en primera persona. A veces, uno de los mayores errores que los emprendedores cometen es encontrar un pozo de petróleo que les ha funcionado y no reproducirlo. Si para vosotros ese artículo en un periódico de tirada nacional tuvo tanto impacto, quizá tenga sentido contratar a una empresa de comunicación, repetir esa acción que os ha ido tan bien, y quizá con ello obtengáis un gran crecimiento.”

¿Qué podemos añadir al respecto? Que Anxo nos parece una persona muy inteligente y su consejo muy bueno. Por eso Muebles LUFE lo lleva poniendo en práctica desde hace cinco años, los mismos que Lombok se lleva encargando de su comunicación. Gracias a eso, la empresa de Azpeitia ha podido aparecer en el programa Fábrica de Ideas… y recibir la recomendación de Anxo, la cual, sin ningún atisbo de ironía, nos parece un consejo genial.

Como Supermán, tres pasitos antes de echar a volar

Ralph Hinckley, el personaje protagonista de El Gran Héroe Americano, detectaba en su día que Supermán daba tres pasitos antes de echar a volar. Con esa maniobra consigue hacer funcionar el famoso traje rojo con poderes que cae en sus manos por casualidad.

Ralph Hinckley vs Superman. Gente emprendedora. Muebles LUFE en el programa Fabrica de ideas.

Pues bien, en Lombok también acostumbramos a dar tres pasos antes de lanzarnos a dar El Gran Salto:

1. Marcar los objetivos

Con el cliente establecemos los objetivos más deseables para su marca. Y aunque en casi el cien por cien de los casos el objetivo principal de una empresa es vender más, tenemos en cuenta su situación en el mercado, sus fortalezas y sus puntos débiles. También en comunicación empresarial, conocer es poder.

2. Diseñar la estrategia

A continuación diseñamos estrategias personalizadas para cliente. Con creatividad, desarrollamos tácticas en diferentes ámbitos y con diversos grados de potencia: estudiamos las necesidades concretas en los entornos online y offline, si hay que incidir en los mensajes de su página web, o acaso renovar el diseño gráfico… o ir a la luna y traérnosla, si es preciso. Cada cliente es único, y su estrategia de comunicación, también.

3. Llevar a cabo las acciones

Siempre con creatividad, aprovechamos los diferentes canales y formatos de comunicación que existen tanto en marketing digital como en el tradicional. Seguimos el calendario marcado, con cintura para la improvisación, alerta ante los eventuales márgenes de mejora que puedan presentarse.

Por ejemplo, con Muebles LUFE en un momento dado creímos interesante redactar diferentes notas de prensa que enviamos a los medios de comunicación. El punto de partida principal de estas notas -que esperábamos convertir en noticia, como así fue- era destacar el crecimiento en plena crisis de una empresa pequeña como Muebles LUFE. Los matices diferenciales de estas notas destacaban puntos fuertes según el destinatario (medio generalista, medio económico, medio del sector del mueble, etc.).

El trabajo, la estrategia personalizada, dio sus frutos. Por eso Enrique Arrillaga acabó siendo invitado a Fábrica de ideas. Y por eso Anxo Pérez pudo darle tan sabio consejo, que nosotros suscribimos desde aquí: si tienes una empresa y quieres crecer, deja la comunicación de tu marca en manos de profesionales. Y si da la casualidad de que buscas una agencia en San Sebastián, recuerda que estamos por aquí. Somos Lombok, los de El Gran Salto. ¿Te lanzas con nosotros?