El otro día sorprendimos a Pantxa y Elmo charlando en una esquina. Pensaban que no les escuchábamos, pero sí.

Pantxa y Elmo comentando nuestras necesitadas vacaciones

-Mira qué caretos.
-Tienen que parar un poco.
-¿Tú crees que son workaholics?
-¿Lo cuálo?
-Que solo piensan en trabajar.
-No sé. Creo que a San Fermín nadie se llevó el portátil…
-Pero aquí siguen. Y no tiene pinta de que vayan a moverse de la silla.
-¿No se han dado cuenta de que es verano?
-Necesitan vacaciones.
-Y nosotros también, Pantxa.
-¿Y qué hacemos?
-Propongo ataque total.
-Lo veo. Tipo Napoleón, Sun Tzu y eso.
-Más bien tipo Wargames. Vamos a hackearles el sistema.
-Guau. Digo, ok.

Al poco rato, cuando nos encontrábamos enfrascados en mitad del proyecto más importante de la historia de Lombok, en las pantallas de nuestros ordenadores apareció este vídeo:

En fin, sabemos captar una indirecta. Nos vamos de vacaciones. No es que nos apetezca mucho, pero hay quien piensa que las necesitamos. No estaremos mucho tiempo ausentes: solo desde el 6 hasta el 26 de agosto. Nuestras estrategias de marketing, comunicación global y publicidad se paralizan, pues, unos días. Hay quien dice que en esto de la creatividad es bueno dejar de pensar un tiempo, que se te recicle el cerebro y eso. Veremos.

En cualquier caso, si tienes algo que contarnos, si consideras que no puedes esperar a que tu marca o tu empresa dé El Gran Salto, no te reprimas, que ponemos a tu disposición un correo electrónico de guardia: comercial@lombokdesign.com.

Ah, y si por casualidad a ti también te obligan a irte de vacaciones procura disfrutarlas. Todo pasa.