Un página web exitosa y efectiva requiere un estudio pre-proyecto para cimentar el trabajo con una base estable. Para ello es recomendable que el cliente sepa lo que es necesario a la hora de diseñar, desarrollar y programar, ya que aunque los clientes no lo sepan, cada cambio en el mundo web es un trabajo que exige mucho tiempo, por lo que volver atrás es perder tiempo, y el tiempo se refleja en dinero. Así que los desarrolladores web debemos intentar atar todos los cabos sueltos antes de zarpar. Para ello recomendamos hacer siempre estas tres preguntas antes de empezar. También es recomendable que el cliente disponga de información acerca de la empresa, fotografías y cualquier otro material que pueda dar.

Antes de empezar a pensar en el diseño o distribución tenemos que saber de que trata la empresa en cuestión para poder saber cuál es el camino a seguir.

1. ¿Cuales son los objetivos a alcanzar por la empresa gracias a la página web?

El diseño web no sólo trata de la apariencia visual. Trata de dirigir a los usuario al destino deseado. Todas la empresas tienen objetivos estratégicos a alcanzar y la página web debe ayudar a ello.

Si su objetivo es captar tráfico por ejemplo, sería recomendable disponer de la opción de suscribirse a la web o compartirlo con sus amigos. De esta manera asegura que las visitas vuelvan y tener nuevas visitas.

Es recomendable que el desarrollador web elija un objetivo primario para dirigir el diseño de la web y dos objetivos secundarios que completaran el diseño y la manera de distribuir la página.

Por ejemplo, imaginen que tenemos una web corporativa donde nuestros trabajos realizados son nuestro mayor valor. Sería interesante que el desarrollador web ponga un pase de imágenes bien grande en la página principal de manera en el que el usuario vea los trabajos inmediatamente después de entrar en el web, de esta manera nuestro objetivo de enseñar los trabajos está cubierto. Como secundarios elegiríamos el poder compartir los trabajos en las redes sociales para generar tráfico y poder contactar con nosotros para captar nuevos clientes. En esta web no es tan interesante disponer de un foro por ejemplo, por lo que la web irá dirigida a mostrar trabajos, compartirlos y conseguir nuevos clientes.

3 Preguntas que un desarrollador web debe hacer.

2. ¿Cuál es tu público objetivo y que buscan cuando entrar a la web?

Muchas empresas saben perfectamente lo que quieren pero desconocen lo que quieren sus clientes y audiencia. Una empresa vende lo que quiere su público objetivo, exceptuando unas pocas empresas que consiguen crear la necesidad sobre el consumidor, por lo que hay que ofrecer lo que el público pide. Invertir tiempo y dinero en analizar su público objetivo no es un gasto, sino una inversión.

Por ejemplo, desea vender más crema facial, pero sus visitantes sólo quieren aprender como mantener su piel joven. El desarrollador web debe concentrarse en las necesidades de los visitantes, de esta manera podrán acceder a su web buscando un tema y terminar comprando sus productos. Saber identificar los visitantes primarios y secundarios y saber cómo dirigirlos a las partes que te interesan de tu web puede ser la clave del éxito.

Es bueno publicar artículos relacionados con el producto a vender pero sin publicitar directamente el producto. Si vende crema solar, escribir sobre la salud dermatológica puede generar tráfico.

3 Preguntas que un desarrollador web debe hacer.

3. ¿Cómo quieres que se represente visualmente su marca?

Un desarrollador web debe saber de que trata la empresa, sus competencias y la industria en la que opera. Esta información puede ayudar al diseñador a representar la marca de la compañía.

Por ejemplo, si desea diferenciarse de la competencia pero quiere mantenerse en la línea de ése sector de la industria debería buscar alternativas pero fijándose primero en las demás empresas. Los colores, tamaños, estilos, tipografía… cambian el aspecto  de cualquier diseño, por lo que no hay que romper con la línea del sector, un cambio de tipografía y colores puede dar un aspecto totalmente diferente.

Recomendaciones para un desarrollador web

Una página web representa la identidad de una compañía en la web. Es muchas veces la primera impresión de un posible cliente, por lo que debe transmitir credibilidad y experiencia. Para conseguir los mejores resultados hay que invertir tiempo en entender los objetivos empresariales, la audiencia y la marca.